miércoles, 15 de mayo de 2013

BRAD MEHLDAU, MARIO ROSSY, PERICO SAMBEAT & JORDI ROSSY: New York-Barcelona Crossing (2003)

Aquí tenemos uno de los primeros discos del gran pianista Brad Mehldau, grabado en mayo del 93 en la célebre "Jamboree" junto a su trio (formado por los hermanos Jordi y Mario Rossy) y al saxofonista valenciano Perico Sambeat. Este encuentro se produjo varios años antes de editar su pentalogía "The Art of The Trio" que le hizo recibir el aplauso unánime de la crítica internacional, por lo que se podía considerar a Brad Mehldau como un gran pianista que acababa de formar un gran trío pero que era un completo desconocido para el público.
El disco demuestra una gran compenetración entre el trío y el gran saber hacer de Perico, así como la delicadeza de Brad Mehldau en sus solos y esa calidad que tiene para mantener una riquísima polifonía incluso en los momentos más algidos de la canción, algo que puede observarse en esa magnífica revisión del standard "Just One of Those Things" en el que el pianista despliega una amplia paleta de texturas. No es esta la unica colaboración de Perico Sambeat y Brad Mehldau ya que ambos juntaron sus fuerzas de nuevo para dar a luz el grandísimo disco "Ademuz" en 1998 (junto al también saxofonista Mark Turner y Jordi Rossi de nuevo).
Destacar el trabajo de la sección rítmica, los hermanos Rossy realizan un trabajo magnífico, no obstante Jordi Rossy es uno de los más reclamados bateristas en la escena internacional, habiendo tocado junto a grandes como Paquito de Rivera, Danilo Perez, Chick Corea...
El piano de Mehldau recuerda a grandes pianistas modernos como Bill Evans y Keith Jarrett, pero también a los grandes maestros del piano clásico como Schubert o Bethoveen. Este gusto por la música clásica da lugar a un delicado uso de los pedales y de los voicings creados por la mano izquierda (algo que parece totalmente desconocido a los pianistas de jazz)y se puede apreciar especialmente en su disco a piano solo "Elegiac Cycle" donde da rienda suelta a su imaginación creando atmósferas tremendamente evocadoras.
La crítica parece empeñada en situar (ya desde finales de los noventa y principio de este siglo) en situar a Brad Mehldau a la altura de Bill Evans y su trio, personalmente y a título propio, diré lo mismo que en su día dije de Albert Bover en relación a sus comparaciones con el gran Tete Montoliu, es sin duda un grandísimo pianista (de los mejores, si no el mejor en los últimos 15 años) pero eso no es suficiente para elevarle ya a la categoría de Evans, al menos tadavía, hay que darle tiempo.

BRAD MEHLDAU, MARIO ROSSY, PERICO SAMBEAT & JORDI ROSSY: New York-Barcelona Crossing (2003)
VOLUMEN 1
VOLUMEN 2

4 comentarios:

ESTHER dijo...

Opino lo mismo sobre Mehldau. Incluso una época me llegó a obsesionar.

Pablo, cada día escribes mejor. Un fuerte abrazo.

pablo dijo...

Supongo que todos tenemos ídolos a estas alturas...
Gracias por pasarte por aquí Esther, siempre tienes buenas palabras, un abrazo

Tomás dijo...

¡Un gran disco!

Ayer Perico volvió a Jamboree.

¿Dónde quedó Albert Bover? Hay épocas y épocas, y nuestra época no es sencilla para desbancar a leyendas.

Tomás

pablo dijo...

Grandes músicos para un gran disco.
Tienes razón, no son buenos años para sustituir a las viejas leyendas, aunque no termino de ver que quieres decir de Bover...
Por cierto, me pase por tu blog y me pareció interesante, lo leeré con más detenimiento...