jueves, 16 de mayo de 2013

TSEGUÉ-MARYAM GUÈBROU: Éthiopiques 21 (2006)



"If you only ever buy one album by an Ethiopian nun, make sure it's this celestial array of self-penned piano instrumentals: the missing evolutionary link between Erik Satie and Brian Eno"
Ben Thompson para The Guardian

Puede parecer que Thompson se está riendo de nosotros con esta crítica, pero este disco merece un lugar predomintante dentro del "jazz étnico". Son muy claramente visibles las dos influencias de Maryam, por un lado la música clásica y por otra los grandes maestros del piano jazz y del blues, algo  lógico en una situación colonial ya que, a pesar de que Etiopía fue uno de los pocos países en conservar su independencia durante el voraz reparto que llevaron a cabo los europeos durante el siglo XIX, no se salvó de ser invadido por Italia en 1898 y de nuevo en 1935.
Hija de una adinerada familia etíope, fue enviada a Europa donde estudió violín con una inmigrante polaca para posteriormente volver a Etiopía. A los 19 años huyó de casa para refugiarse en el monasterio Guishen Mariam donde se convirtió en monja a los 21. Ya en el monasterio comenzó su interés por el piano pero tardo casi 20 años en grabar un disco (1963).
La primera parte del disco (los nueve primeros temas) fueron grabados en 1963 y son parte de su primer LP, los tres siguientes se grabaron durante la peregrinación de Maryam a Jerusalén (país donde actualmente reside) y cierran el disco unos temas grabados a mediados de los años noventa.
Es un disco profundamente lírico, sin grandes alardes técnicos (lo cual, seamos sinceros, es de agradecer muchas veces) y sobre todo muy personal: la mezclar que consigue la pianista de jazz, blues, gospel y música clásica es única, y eso es todo lo que se le puede pedir a un músico.


Escucha este disco en grooveshark